De quedadas fotográficas por Granada

Este finde ha sido muy intenso, fotográficamente hablando. El domingo hicimos una quedada y, desafiando al tremebundo y agobiante calor que hacía, por momentos incluso insoportable, pasamos el día por Granada haciendo fotos, sin un rumbo ni destino fijo. Íbamos donde las fotos nos llevaban, y así es como salen las mejores fotografías, improvisando.

2
3

El caso es que, como somos unos locos de las fotos y de quedar a tomar unas cervecillas (en verdad las fotos es solo la excusa), hemos hecho un grupo en Facebook para hacer quedadas y poder compartir fácilmente todas las fotos que hacemos. Ni qué decir tiene que el grupo está abierto a todo el mundo que quiera participar, así que si os animáis, solo tenéis que entrar AQUÍ y apuntarse.

No hice muchas fotos, el calor tan asfixiante que pasé me hizo estar desganada a la hora de disparar, sin embargo, creo que hice algunas fotos muy chulas.9

8

Lo primero que hicimos fue tomar fuerzas con unos buenos churros en Plaza Bibrambla, y de ahí nos dirigimos hacia el Cuarto Real de Santo Domingo, restaurado y abierto al público desde hace poco. Un sitio muy bonito, lleno de gente, donde descubrimos una ventana estupenda que daba mucho juego fotográficamente. 7

4

6

Después, pusimos rumbo hacia el Realejo, donde descubrimos un rincón más que interesante por detrás de Santo Domingo. Allí estuvimos un buen rato jugando con las sombras, los contraluces, saltando y poniendo posturas. Fue muy divertido, sobre todo por la cara que ponía la gente al pasar y vernos allí a todos haciendo el tonto de aquella manera. Pero oye, qué bien lo pasamos y qué fotos más chulas salieron!

10

12

El calor apretaba de lo lindo, y se acercaba la hora de comer, así que buscamos un refugio fresquito donde hidratarnos y reponer fuerzas. Después de comer y del café que intentamos alargar lo máximo posible, porque andar por Granada a las cuatro de la tarde en plena canícula era un suicidio, nos fuimos al Paseo de los Tristes y el Palacio de los Córdova.

13

15

16

A las ocho de la tarde mi cuerpo, mi mente, mis pies y mis ojos ya no podían más. El cansancio me pudo y ahí terminó para mí la quedada. Aún así, fue un día fantástico, con una gente estupenda con la que es un gustazo pasar el rato. Esperamos que el grupo de facebook prospere, que cada vez se vaya uniendo más gente y hagamos quedadas más a menudo y numerosas.

 

Nefer fotógrafa.

Anuncios