De fotos en la Universiada 2015

Durante estos días se está celebrando en Granada la Universiada Invierno 2015, una especie de JJ.OO de invierno en la que compiten deportistas estudiantes de todas las Universidades del mundo. Una oportunidad única de poder disfrutar en tu ciudad de deportes que generalmente solo podemos ver por televisión.

Además, con la enorme y estupendérrima ventaja de que todas las competiciones tienen entrada libre y gratuita, lo que se dice un lujazo, vamos. Así que cuando Almu me propuso echar con ella y los peques un domingo de McDonald y Universiada, no pude decir que no ya que no podía desaprovechar la oportunidad de asistir a alguno de los eventos deportivos.

Y como no, me llevé mi cámara. Después de comer nos fuimos al iglú a ver la competición femenina de patinaje artístico sobre hielo. Solo tuvimos que hacer cola durante unos tres cuartos de hora (el iglú es más bien pequeño y se llenaba rápidamente), hasta que conseguimos entrar. Si el patinaje artístico es bonito en la tele, no os digo nada en directo. Una maravilla. Sobre todo por las fotos tan bonitas que se pueden hacer y que por supuesto, yo no hago ni de coña. Esos desenfoques tan brutales, congelando el movimiento en esas posturas tan imposibles, esos saltos en el aire, esos barridos tan espectaculares… qué gozada!

Me gusta mucho la fotografía deportiva, y no sabéis hasta qué punto envidio a los grandes profesionales que son capaces de sacar esas fotos tan increíbles de los deportistas en acción. Me fijé que había varios fotógrafos con unos objetivos que eran un insulto al mío (sobre todo el de un japonés, por lo menos tenía un 500, que tenía que sujetar con un monopie porque imposible sostener ese bicharraco a pulso. Cómo me hubiera gustado ver las fotos que hizo, seguro que fotazas!). Pero claro, yo, con mi limitado 55-200, entre mi pulso y la trepidación propia del zoom, sin trípode… os podéis imaginar las fotos que me salían. Mejor dicho, que no me salían, porque por más que cambiaba los parámetros de la cámara (enfoque continuo, multidisparo, velocidad lenta, velocidad rápida…) no se salvaba ni una. Todas borrosas y desenfocadas. Medio he salvado estas dos y creo que la primera tiene un ruidaco excesivo (aunque me gusta el efecto que tiene) y la segunda no está bien enfocada del todo.

11

14

Después nos fuimos al Hockey masculino sobre hielo en el Palacio de Deportes. Alucinante. El ambiente es increíble, con la música sonando a ritmo de los mamporros que pegaban los jugadores contra los cristales. Qué velocidad patinando! Qué manera de manejar los stickers y cómo movían la pastilla por la superficie helada! Me encantó. Hice algunas fotos pero volvemos al mismo problema. Cómo me hubiera gustado tener un gran angular para sacar todo el recinto iluminado con las banderas y el público llenando las gradas! Y cómo me hubiera gustado tener un buen zoom que acercara lo suficiente! Y ya puestos, cómo me hubiera gustado que los jugadores se hubieran estado quietecitos un momento para hacer fotos sin que me salierna borrosas y movidas! (Bueno, creo que eso ya es mucho pedir).

15

12

16

Pero a pesar de los inconvenientes fotográficos (estoy abierta a cualquier tipo de consejo para mejorar mi fotografía deportiva), sin duda, mereció la pena pasar el día viendo la Universiada (si tenéis la oportunidad de ir, no la desaprovechéis que merece muy mucho la pena), y aunque me vine con pocas fotos y muy malas (Fotografía deportiva 1- Nefer 0), lo pasé en grande con Almu y los peques con los que siempre es un gustazo ir a cualquier sitio y viendo deporte. Aunque yo lo que realmente quería ver el Curling!!

 

Nefer fotografiando y disfrutando la Universiada 2015.

Anuncios