Mi viaje a Francia en imágenes. Parte III: Jardines de Versailles

En el post anterior donde hablaba del castillo de Versailles, ya mencioné que los jardines merecían un capítulo aparte. Y así es.

Una vez que sales del castillo a la explanada que los precede y ves la inmensidad del espacio que ocupan, donde la vista casi se pierde hacia el infinito, no puedes por menos que soltar una exclamación. Los adjetivos se quedan cortos a pesar de que estaban de obras y una inmensa grúa rompía la magnífica visión. Desde allí arriba te sientes absoluto dominador del universo, que es lo que más o menos tendría que sentir Luis XIV al asomarse allí.

Durante más de dos horas estuvimos paseando por allí admirando los inmensos parterres, estatuas y fuentes que adornaban cada rincón de los jardines.

Un lugar para olvidarse del mundo y disfrutar de la obra creada por la ambición de un hombre.

DSC_0199-Editarbn

DSC_0200-Editar

DSC_0202-Editar

DSC_0207-Editar

DSC_0238-Editar

DSC_0250-Editar

DSC_0219-Editar

 

 

Nefer viajera.

 

Anuncios