De cumpleaños y onomásticas en el día de la Cruz

Hoy es el día de la Cruz, día festivo en Granada. El día más bonico del año. Las calles se llenan de cruces, de sevillanas, de flores, de alegría… Me encanta el ambiente que se respira este día tan señalado.

Las Cruces de Mayo en Santa Fe

Las Cruces de Mayo en Santa Fe

Pero qué voy a decir yo de este día, que fue el que escogí para venir al mundo. Sí, hoy celebro mi cumpleaños. Y mi santo. Porque mi madre tuvo a bien ponerme el nombre de tan característica fecha. Y cómo me alegro, porque no me veo yo llamándome Regina o Rocío como tenían en mente bautizarme mis progenitores cuando supieron que era una niña, y no un Enrique como quería (esperaba) mi padre. Claro, que también tiene sus inconvenientes llamarse así, porque voy toda la vida cargando con la “cruz” a cuestas.

Qué bebé tan lindo era!

Qué bebé tan lindo era!

Pero inconveniencias onomásticas (o no) aparte, volvamos a lo que importa. Que hoy es mi cumpleaños. Eso. Y que ya celebro una edad importante a tener en cuenta. Casi me da vértigo pensarlo. De hecho, es que no lo pienso, porque me deprimo. Y no quiero deprimirme porque hoy es un día feliz para mí. Porque me encanta mi cumpleaños. Y celebrarlo. Y disfrutarlo.

Olé, qué arte!

Olé, qué arte!

Porque nunca he estado ni me he sentido mejor que en estos momentos de mi vida. Ahora que por fin  me he aceptado como soy (y mira que me ha costado). Con mis defectos, que son muchos, y mis virtudes, que son menos, pero que haberlas haylas. Ahora que me he liberado de mis fantasmas… y mis complejos… Y me conozco mejor. Nunca he estado más guapa! Ni más sexy! Ni más segura de mí misma!  Lo de la madurez… bueno, aceptamos barco… pero lo llevo bien. Porque no soy realmente consciente de lo que significa tener esta edad. Y no sé si será bueno o malo, pero tampoco quiero descubrirlo. Simplemente voy a seguir disfrutando como hasta ahora, de todo lo bueno que no deja de ofrecerme la vida, que para deprimirse, siempre hay tiempo.

Yo misma, mismamente

Yo misma, mismamente

 

No dejéis de felicitarme, que me hacéis sentir importante, al menos, durante un día entero al año.

 

Nefer cumpleañera.

 

Anuncios