De días del Libro y Recreos

Hace seis años daba comienzo una aventura bloguera que no sabía que tendría tanta continuidad en el tiempo. Y sin embargo, seis años después, aquí sigo, quizás con menos intensidad y asiduidad que al principio, y por supuesto, mucho menos de la que me gustaría, pero me enorgullezco de al menos, no haberlo dejado morir.

Elegí el día del Libro para abrir este Recreo, por dos razones: la primera, porque las letras siempre han sido mi pasión y no hay mejor día simbólico que las represente que este, sobre todo cuando en mi Recreo siempre ha primado la literatura por encima de todo. Y segundo, porque no quería olvidar el momento en que me embarqué en esta aventura, y este día, que siempre he considerado especialmente bonito, me lo recordaría eternamente.

Y hoy recupero esta imagen y estas letras que hablan de mi Recreo, del día del Libro, y de mí para conmemorar que ya son seis años en los que la literatura, ya sea en forma de palabras o de imágenes, me han acompañado y han dado forma y personalidad a este pequeño rincón virtual.

Poesía Sincopada

Improvisar un guión definitivo

es la manera más fácil de olvidar

buscando palabras que encajar

en mis más que silencios dubitativos.

Si practico una retórica aprendida

desde la metáfora sincopada de mi vida

puede que termine con la sonrisa enlazada

a una sinalefa escondida.

No son más sutiles mis olvidos

ni menos delicados mis sentidos

sólo son piezas quebradizas

y van forjando mi destino.

 

"Tardes de domingo", 2012.

“Tardes de domingo”, 2012.

 

 

Feliz día del Libro. “Nunca dejéis de leer, pues de ahí nacen los mejores sueños”.

 

Nefer celebrando el día del Libro y su Recreo.

 

Anuncios