Reto Minimalismos, Familia Fotera

Debo ser una pésima fotógrafa. Siempre digo que no voy a salir a la calle sin mi Nikon colgada al cuello, porque nunca sabes donde puedes encontrar una buena fotografía, pero al final, por prisas, por olvido y las más de las veces, por pereza y por no ir cargando con la cámara constantemente, que pesa lo suyo, nunca la llevo, y claro, la ley de Murphy hace estupendamente su trabajo: el día que no la llevas, te visitan las musas y ves fotos interesantes de hacer por todas partes.

Todos los días paso por los arcos que dan acceso al centro del pueblo. Decir que los tengo vistos sería quedarme corta, y sin embargo, hoy, parada enfrente de uno de ellos, mientras esperaba con mi padre a que mi madre comprara en la frutería, he reparado por primera vez en unas pequeñas ventanitas en la pared que me han encantado. En ese momento, he visto la foto perfecta para el reto “Minimalismo” de la Familia Fotera para esta semana y he lamentado no llevar conmigo la cámara y haberme recreado haciendo fotos desde distintos ángulos.

Pero llevaba el móvil, bendito móvil, en el bolsillo (no me juzguéis, el móvil no pesa como la cámara) y al menos, he podido hacer esas fotos que debería haber hecho con mi Nikon.

Por suerte para mí, hay fotos a las que siempre puedo volver para hacerlas con mi cámara.

Esta es mi aportación al reto.

Minimalismos

Podéis ver el resto de aportaciones al reto pinchando AQUÍ y en el grupo de Facebook.

 

Nefer retofotera.

Anuncios