Sueños que se cumplen

Tres grandes sueños tengo en mi vida. Uno ya tuve la suerte de cumplirlo hace diez años, otro ya no podré cumplirlo jamás y el tercero estoy a punto de hacerlo realidad en un par de semanas.

La vida es caprichosa y a pesar de los múltiples guantazos y de variada intensidad que suele propinarnos, de vez en cuando también nos obsequia con unos besos en la boca que nos dejan sin aliento.

Más que un beso, a mí me ha dado un morreo de esos que te dejan las canillas temblando. No sé si habrá sido cosa del destino, el azar, que se han alineado los elementos a mi favor o ha sido obra y gracia de la intervención divina, pero esta vez se ha portado.

Y es que dentro de dos semanas estaré volando a Barcelona para asistir al Conde de Godó y cumplir así uno de mis tres grandes sueños que es ver un partido de tenis profesional en directo. Durante dos días asistiré a varios partidos donde veré lo mejor del circuito tenístico nacional e internacional, y si tuviera la suerte de ver a Rafa Nadal, ya para qué os cuento, la felicidad sería más que completa. Pero no sé qué partidos ni a qué jugadores podré ver. Aunque aficionada, friki del tenis y nadalista como soy, solo con el hecho de estar en uno de los torneos con más solera, ya es todo un lujo.

Pero lo mejor de todo, es que las entradas me han salido gratis ya que me las han regalado. Creo que nunca estaré lo bastante agradecida a quienes me las han facilitado. Porque las cosas ocurren sin más, cuando menos las esperas, sin buscarlas. Y estoy feliz. Más que feliz. Estoy pletórica!! 😀

 

Nefer completa y absolutamente emocionada por cumplir uno de sus sueños.

 

 

 

Anuncios