Practicando la Fotografía Urbana

Después de asistir el pasado sábado al curso de Fotografía Urbana de mi muy querido amigo y fotográfo Javier Linares, me han quedado un par de cosas claras con respecto a este tipo de fotografía:

Para hacer fotografía urbana hay que tener un buen ojo fotográfico para saber mirar, una buena dosis de paciencia para poder componer y algo de suerte para captar una intención en un instante preciso que resulta ser efímero.

La fotografía urbana es difícil. No se trata simplemente de fotografiar escenas de calle sin más, sino de meterse en la vida de las personas, acercarte lo máximo posible hasta casi invadir su intimidad y robarles un pedazo de su alma sin pudor alguno para contar una historia.

No sé si tengo la valentía y el descaro suficientes para enfrentarme a la fotografía urbana con un mínimo de decencia y el máximo de los respetos a toda esa gente anónima que “me permite” usurpar su espacio vital para componer una historia de vida, y no sé si es la fotografía que más me gusta practicar, pero para bien o para mal, esta pequeña muestra es el resultado de mi humilde incursión en ella.

image

image

image

image

image

image

Nefer fotográfica en la calle

Anuncios