Adiós Agosto, adiós.

Septiembre, has llegado casi sin avisar, y te has colado en mi rutina sin invitación. Y llegas imponiendo tu paso acelerado a mi todavía aletargada realidad. ¡Qué descaro has tenido!

Has empujado mis noches de verano al ostracismo del recuerdo, donde se confunden las olas del mar con los reencuentros inesperados sin pedirme opinión. ¡Qué poca consideración has mostrado!

Maldito Septiembre, no te tengo aprecio alguno, no eres bienvenido y aún así te suplico, ten conmiseración conmigo y posterga tus alevosas intenciones. Permíteme al menos que me despida de mi estío, déjame un ratito más sitiendo que el tiempo se ha detenido y devuélveme el agosto que me has robado, devuélvemelo de una vez!

 

Nefer echando de menos a Agosto.

 

Anuncios