Verano significa “playa”

Ya estamos en verano. Aunque según la inercia que lleva mi vida en los últimos años, el verano no significa gran cosa para mí, me gusta que lleguen estos días porque me siento como un poco más liberada de las pocas obligaciones que tengo, que no son más que estar en mi casa con mi madre haciéndonos mutua compaña.

Quizás lo único bueno que pueda tener estas fechas estivales para mí sea que durante unas largas semanas me bajo a la playa y, aunque todo sigue igual, al menos el paisaje es distinto y las sensaciones cambian.

En la playa me relajo, y esa rabia interior que me atenaza por dentro todo el tiempo parece que también se diluye con las olas del mar. Nadar me encanta, tumbarme al sol mientras leo un libro me produce tremendo placer, o simplemente, pasear con mi padre o sentarme en la orilla a mirar el mar mientras jugueteo haciendo garabatos en la arena, me transporta a otra dimensión de la que no quisiera volver nunca.

Viviría eternamente en un sitio con mar. Porque mirando el mar, aunque la nostalgia y la soledad me acompañen, me siento un poquito más feliz.

 

Nefer playera.

 

 

Anuncios