Alas de mariposa

De cuerpo frágil, espíritu débil y mente voluble. Así soy, así me siento, así me defino.

Como una pequeña mariposa cuyas alas no se atreve a desplegar por miedo a que el viento las quiebre. Refugiada en mi crisálida, a salvo de la violencia de este mundo, cuyas reglas tan agresivas soy incapaz de comprender.

Quiero abrir los ojos, pero mi mirada se desvía ante tanta suciedad. Quiero gritar, pero mi voz se asusta ante tanto ruido. Quiero caminar, pero mis pasos se repliegan ante tanto obstáculo.

Un ser miedoso,  un ser absorbido, un ser inservible. Triste y gris como una mariposa que no ha desarrollado sus alas. Agazapada como el niño que se esconde bajo las sábanas en la tormenta.

Quisiera desplegar mis alas de mariposa, iridiscentes, brillantes al sol, en todo su esplendor y alzar el vuelo… quisiera tener el valor, quisiera volar lejos…

Nefer esperando sus alas de mariposa.

Anuncios