>Contando cosas

>A ver, a ver, que tengo tantas cosas que contar que no sé ni por donde empezar. Que parece mentira, cuando me vienen las rachas de crisis literaria que no me da ni para media letra, y hoy podría escribir el Quijote de la blogosfera en post; en fin, es lo que tiene esto.

Y es que tengo que hablar de mi viaje relámpago a Madrid junto con mi padre, para acompañar a mi hermana al aeropuerto y despedirla, pues como ya sabéis estará dos meses en la France dedicándose al noble arte del masaje fisioterapéutico en un balneario de Barbotan, cerca de la Toulouse (ver post anterior).

Desde luego, mi visita a la capital de estas Españas nuestras fue corto pero intenso, y me daría como para rellenar dos o tres post, bien jugosos con sus fotos y todo. Pero, y aunque ya sé que os morís por conocer mis vicisitudes por los Madriles, con sus viajes en Metro, y demás cosillas dignas de mención ocurridas a esta pueblerina, de momento os quedaréis con las ganas, porque hoy es 29 de agosto y eso hay que celebrarlo.

Y os preguntaréis qué sucede hoy; bien, lo diré, aunque probablemente os importe un carajo. Es el cumpleaños de Michael Jackson; sí, mi Michael, hoy cumpliría 51 años si no se hubiera muerto de una sobredosis de barbitúricos o anestésicos o lo que dios quiera que se metió, o le metieron, el día de autos.

De lo que se haya muerto, si es que está muerto, porque ya hay vídeos que demuestran lo contrario, a mí me la trae el pairo, sinceramente. Si fue un suicidio o un homicidio me la repampinfla. Lo que a mí me importa es que hoy, día 29, cumpleaños de Michael Jackson, el Rey del Pop, yo debería estar preparando mi viaje a Londres para asistir el día 1, o sea, el próximo martes, a ese peazo concierto que tenía previsto ofrecer en el 02 Arena de la capital londinense, y que como ya sabéis debía ser el concierto de mi vida.

Pero no, hoy 29 de agosto, me quedaré aquí, recordando a mi ídolo desde la distancia, poniendo sus vídeos y escuchando sus canciones, esperando que la organización del evento me envíe la entrada que compré y que nunca usaré, como recordatorio de que uno de los sueños de mi vida ya no se hará realidad jamás.

Siempre Michael (1958-2009)


Remember the time
, Michael Jackson



Y lo de Madrid, que espere otro día.


Nefer Jackson in memorian.

Anuncios