>Pequeños detalles

>

Son los pequeños detalles los que nos hacen sentirnos vivos, los que hacen que olvidemos los problemas, los que nos hacen disfrutar y olvidar el dolor y las lágrimas.

Son esas pequeñas cosas que nos rodean, que nos invaden los sentidos y nos elevan a la máxima potencia.

Una canción que nos hace subir el volumen de la radio.

Un mordisco a una manzana dulce y jugosa.

Un relámpago que ilumina el cielo en una noche de tormenta.

Un beso en el cuello.

Un mensaje en el móvil antes de meterte en la cama.

Un mensaje en el móvil a primera hora de la mañana.

Una foto antigua que nos saca una sonrisa al recordar aquel momento.

Una bolsa de palomitas compartidas en un cine.

Un comentario en el blog.

Un helado de caramelo con nata montada y virutas de chocolate.

Un regalo sorpresa.

Un paseo por la orilla del mar al atardecer.

Un baño en la playa.

Un rato de charla al abrigo de unas cervezas en casa de algún amigo.

Un nuevo triunfo de Rafa Nadal.

El olor de la ropa recién lavada.

Una manta que te abriga en una noche de invierno.

Un viaje en coche a cualquier lugar.

Un libro que te atrapa hasta la última página.

El roce del aire del ventilador en la cara en una calurosa tarde de verano.

Un poema que te dedican.

Un deseo que pides mientras un cometa cruza el cielo.

Un relato escrito en un momento de inspiración.

Una visita inesperada…

Pequeños detalles de la vida, que se convierten en grandes placeres.


Nefer disfrutando con las cosas pequeñas.

Anuncios