>Lenguaje coeducativo

>Nota del autor: por primera vez, y sin que sirva de precedente (ya saben eso que dicen de una y no más) en el Recreo se va a hacer una pequeña referencia política; yo no soy muy de esto, ya sabéis, pero es que hay cosas que me queman la sangre…


Estoy hasta los bemoles y las bemolas de eso que nuestros políticos y políticas se han inventado y puesto tan de moda, y que viene a denominarse lenguaje coeducativo… ya saben, el famoso miembros y miembras de nuestra querida y simpática ministra Aído/-a.

Por revistas, periódicos, artículos de opinión o programas de radio, no dejo de leer y escuchar este tipo de incorrección lingüística, sobre todo de la mano de periodistas y literatos que son los que más deberían promover un uso adecuado de nuestro lenguaje.

Yo, que soy opositora, que aspiro a convertirme en una docente decente (que no docenta decenta), tengo que incluir este tipo de vocabulario en mi programación y hacerlo extensible al ámbito educativo, para promover un lenguaje no sexista y abierto a todas las posibilidades.

Así, ahora yo les daré clase a niños y niñas de tercero de ESO, enseñaré a alumnos y alumnas de diversa procedencia y tendré estudiantes y estudiantas buenos y malos, buenas y malas.

El cuerpo de profesores ahora es profesorado, los alumnos será alumnado y los padres viene a denominarse familia… perdónenme que les diga, pero a mí esto del lenguaje coeducativo me parece una soplapollez… o soplapolleza.

Por esa regla de tres, tendríamos que hablar de jóvenes y jóvenas, adolescentes y adolescentas o de hablantes y hablantas; las mujeres piloto a lo mejor quieren ser pilotas, y qué pasa con los dentistas? estos podrían sentirse discriminados, por favor, digamos dentistos que es más correcto al lenguaje que se promueve ahora; o Rafa Nadal dejaría de ser tenista para convertirse en tenisto … y otras cuestiones por el estilo que no me parecen más que un atentado contra nuestra propia lengua, tan rica en matices… hasta donde puede llegar el absurdo de los políticos?

De toda la vida se han referido a los alumnos y se han incluido tanto a niños como a niñas, los padres donde va implícito los papás y las mamás y los jóvenes y adolescentes donde han hecho botellón tanto chicos como chicas, incluso los ciudadanos integrantes de una comunidad son hombres y mujeres, así globalmente, y nunca me he sentido discriminada ni he sentido que utilizaran contra mí un lenguaje sexista ni machista.

Lo que no entiendo es como los académicos y académicas de la lengua y el lenguo no se revuelven en sus sillones y sillonas y ponen el grito y la grita en el cielo y la ciela. Me pregunto qué carajo o caraja se les pasa a estos individuos e individuas por la cabeza o cabezo, cuando promueven este tipo de chorradas o chorrados… deben estar muy aburridos y aburridas.

Señor Zapatero/-a y señora ministra Aído/-a, permítanme que reivindique mi derecho a utilizar los sustantivos genéricos en plural que tienen una forma invariable y que engloban tanto al masculino como al femenino sin tener que hacer esa absurda distinción.

Nefer haciendo un correcto uso de la lengua… vamos, como se ha hablado toda la vida… o vido.

Anuncios