>Montaña rusa

>Forrest Gump en la película de su homólogo nombre decía que “la vida es como una caja de bombones… nunca sabes cuál te va a tocar”.

La verdad, nunca he entendido muy bien esta comparación; si la vida es como una caja de bombones, entonces es guay, porque los bombones están buenísimos y encima puedes escoger el que más te guste y dejar los que no (yo personalmente siempre dejo los de chocolate negro y arraso con los que tienen almendritas o chocolate blanco).

Para mí la vida es más bien como una montaña rusa, unos días arriba, otros abajo y de vez en cuando un lupping (se escribe así?) que te deja con los higadillos revueltos y bastante desubicados.

Las últimas semanas han sido un poco así; casi diría que los últimos años son un poco así, con días en los que estoy pletórica de ánimos y días en que me pegan unos bajones en los que no soy ni persona.

Y después de unos días bastante feos y grises, en los que las mañanas se teñían de canciones tristes (esto lo canta Manolo García en Nunca el tiempo es perdido), ahora vuelve a salir el sol por el horizonte y mis mañanas se visten de canciones alegres… hasta el próximo bajón (a ver cuánto tarda en llegar).


Fairytale
, Alexander Ribak

Nota del autor: esta canción, ganadora del Festival de Eurovisión este año, ya la puso Bomarzo en su Jardín, pero es que me encanta, y como me eleva el espíritu cuando escucho el estribillo con esos violines, no quería que dejara de sonar en el Recreo y así alegrar con ella el fin de semana.

No os dan ganas de bailar y gritar?… a mí sí!… yujuuuu!

Nefer pletórica con esta canción (y divagando demasiado últimamente… prometo no hacerlo más).

Anuncios