>El Sitio de mi Recreo

>Me gusta mucho mi Recreo… más que gustarme, me encanta. He invertido muchas (a veces demasiadas) horas en él; imágenes, frases, lemas, colores… todo está colocado en su justo lugar con mucho mimo y meticuloso esmero.

Me siento muy orgullosa de lo que refleja, que no es más que una parte de mí, de quien y cómo soy. Es “mi pequeño espacio, un lugar en el que me pierdo, un lugar en el que puedo compartir las pequeñas cosas que veo, siento, pienso y sueño”… a veces de manera inventada, otras exagerada, pero siempre han salido de mi alma.

Me alegra muchísimo entrar y descubrir algún seguidor nuevo en la lista de seguidores (ya son 32) y que el contador de visitas vaya en aumento cada día (ya ha sobrepasado la barrera de las trece mil).

Me encanta cuando hay muchos comentarios, y me consterna cuando una entrada no tiene demasiado éxito.

Me complace que haya gente fiel que día tras día sigue paseando por aquí, y me entristece profundamente que muchos que antes eran asiduos hayan dejado de venir o simplemente pasen en silencio. Se notan muchas ausencias.

En infinidad de ocasiones se me ha pasado por la cabeza cerrar definitivamente el Recreo; la desgana, la desmotivación, los agobios por las oposiciones, la falta de creatividad y el agotamiento de ideas para escribir intentando sorprender siempre con algo nuevo sin terminar aburriendo, o que personas importantes para mí ya no estén por aquí, han sido motivo más que suficiente para dejar de actualizar el sitio, aunque sé que lo echaría mucho de menos.

Y me pregunto una y otra vez por el sentido de esto. Quizás ya escribí todo lo que tenía que escribir; quizás ya se agotó; a lo mejor ya ni siquiera merece la pena…


El Recreo es Nefer, Nefer soy yo yo, y yo soy este Recreo.


Nefer divagando sobre su blog.

Anuncios