>Carta a los Reyes "Majos"

>

Queridos Reyes Majos:


Supongo que ya vendréis de camino en vuestros camellos cargaditos con los que, espero, sean mis regalos, porque este año he sido una niña muy buena, mucho más que el año pasado, donde va a parar! Aunque entiendo que tenéis que estar pendiente de muchos niños y seguro que en algún momento me habéis pillado en un renuncio, pero no me lo tengáis en cuenta, vale?

Quería agradeceros los regalos que me trajistéis el año pasado; la verdad, no distéis ni una, pero como mis padres me han enseñado desde chica a que de las gracias siempre, yo que soy muy obediente y educada, os las doy. No sé si recordáis que os pedí un trabajo para este año, pero supongo que pensastéis que para qué quería yo un curro si no lo iba a utilizar, y os pareció que lo más adecuado para mí era estar otro año estudiando, que por lo visto se me da mejor. Gracias de verdad, era lo que realmente necesitaba.


También os escribí pidiéndoos un poco de tranquilidad, pero seguro que considerastéis que un ataque de nervios al día era mucho mejor, más emocionante para mi aburrida vida de estudiante. La verdad, favor que me habéis hecho, porque si no, habría entrado en una desidia tremenda, y sin embargo este año me lo he pasado pipa con los ataques de ansiedad que me trajistéis. Lo emocionante que ha sido derramar todas las noches un cuarto de litro de lágrimas con las que me he fabricado un acuario de agua salada natural. Al menos traerme unos pececillos de colores para rellenarlo.
¿Y os acordáis del novio que os pedí? Sí, ese que traía el kit completo de accesorios; imagino que no os quedaría o estaría descatalogado, porque no me lo habéis traído. No importa; casi que mejor, porque si me voy a enclaustrar en un convento, ya no lo voy a necesitar.


Así que, teniendo en cuenta que os restregáis por el forro mi carta, y luego me traéis cosas que no pido, este año os pediré cosas que no quiero a ver si así lo hacéis al revés.

Tomad nota: no quiero que me traigáis un trabajo, porque estoy mu agusto sin pegar palo al agua, levantándome tarde y dedicando mis largas horas del día simplemente a ver la televisión, estar con el ordenador o dormir, pegándome la vidorra padre, que con la paga que me da mi madre tengo de sobra para mis caprichos. Además, tengo las necesidades básicas cubiertas, no necesito nada más, dejarlo para otros que seguro lo necesitan más que yo, ahora que aprieta la crisis. Fijáos que considerada soy, espero que toméis buena nota de ello.

Tampoco quiero que me traigáis un novio, estoy mucho mejor sola, sin problemas, así me evitáis preocupaciones y peleas cuando los fines de semana yo quiera ir al cine a ver una comedia romanticona y él quiera una de acción, o yo quiera pasar un finde romántico los dos a solas y él quiera ir de birras con sus amigotes, o yo quiera ver el tenis y él el furgol; tampoco tendré que calentarme la cabeza ni gastarme la paga mensual de mi madre en hacerle regalos cada vez que celebremos un aniversario, ni estar todo el día monísima y perfectamente depilada para gustarle; pensad que así me estáis evitando un sufrimiento innecesario si me rompe el corazón.

Por supuesto, ni se os ocurra traerme los 7 kilos que perdí el año pasado; estoy mucho mejor así, flacucha, ligera como una sílfide, no tengo problemas de dietas en verano y toda la ropa me sirve de una temporada a otra, por lo que podré gastarme el dinero en otras cosas más importantes como recargar el saldo de la tarjeta del móvil para poder mandar sms a los concursos de la tele.

Por ahora eso es todo; como véis no os pido mucho, porque ya sé que hay más niños que os pedirán muchas más cosas. La dirección de mi casa ya la sabéis, así que os espero por la noche debidamente arropada y dormida. Procurad no haced mucho ruido cuando lleguéis que no me despertéis, que luego me cuesta mucho trabajo volver a conciliar el sueño.

Mis zapatos están limpitos y brillantes esperando. Tengo preparado un plato con un vaso de leche y galletas, pero mejor me las como yo, más que nada para evitaros una indigestión.

Desearos que tengáis un buen viaje, que no os pille muchos atascos, que estos días la ciudad está imposible. Un abrazo muy fuerte.

Nefer ansiosa esperando la venida de los Reyes Majos.

Anuncios