>The End

>San “sacabó”, he terminao mi curso intensivo de un mes de inglés. I’ve finished… y qué pena me da, porque después de todos los reniegos con los que comencé, me lo he terminado pasado muy bien. Un 7’25 he sacado en el examen escrito y creo que me fue bastante bien el oral (hasta el lunes no sabré la nota definitiva)… un éxito vamos, como cuando estaba en el insti, sin estudiar ná. Y ustedes me preguntarán “y qué tal, ¿has aprendido algo?”… pues verán, que quieren que les diga…, no sé más inglés que hace un mes, y mi “pronunsheishon” tampoco es que haya mejorado mucho; bueno, quizás sé unas cuantas palabras más, pero que seguramente olvidaré en dos o tres semanas (una, que es de mente selectiva, y lo que no va a utilizar más lo desecha).

300 eurazos, un mes de madrugones bestiales (que levantarse a las 7 de la mañana cuando se ha estado más de un año sin saber lo que era ponerse en pie al son de las gallinas ya es todo un logro), viajes de ida y vuelta en buses atestados de marujonas cluecas a primera de la mañana (que me pregunto yo, a dónde leche irá tanta señora mayor a las 8 de la mañana con esa energía pa cotillear!?), 60 horas de inglés a toda pastilla, ejercicios de learning, reading, listening, speaking, writting, vocabulary, grammar, pronunciation y communication, subidón de colesterol, que no de kilos, por la cantidad de “kinder bueno” que me he metío entre pecho y espalda cada día en esos 10 escasos minutos de descanso entre el “speaking” y el “reading”, para que al final te den un papelillo donde ponga: “Dª María de la Cruz Santos Monllor, con DNI tal, ha superado con éxito, porque ella lo vale, el nivel 3A del curso de inglés impartido por el Centro Sacadineros de Lenguas Modernas de Granada con la calificación de… “. Toma ya.

Y ya doy de mano con el inglés. Se acabaron los cursillos intensivos, los cursos on-line, los intercambios, y todo lo que tenga que ver con el aprendizaje de una lengua que se me resiste desde mi más tierna infancia. Si no he aprendido a hablar inglés ya, dudo mucho que vaya a hacerlo próximamente, así que me quedo como estoy, con mi nivel intermedio, que para sacarme de algún apuro en un momento dado es más que suficiente, y con mi “A guanchu pichu ol mai laif” de esas canciones en inglés de las que no pillo ni papa y con un canto en los dientes que me doy.

Pero como de todo hay que sacar lo bueno, yo me quedo con lo positivo del curso: la gente tan estupenda que he conocido y que seguramente no vuelva a ver en mi vida… chachi.

Y ahora, me pregunto… qué leches hago yo otra vez a partir del lunes?

Nefer reverting to total more boredom (Nefer volviendo al aburrimiento más total). (Traducción facilitada por el “Google Traductor”).

Anuncios